Tratamiento de las verrugas genitales

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre verrugas genitales y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre verrugas genitales y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces verrugas genitales o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de las verrugas genitales

Las verrugas genitales son uno de los tipos más comunes de infecciones de transmisión sexual. Al menos, la mitad de todas las personas sexualmente activas se infectarán con el virus que causa las verrugas genitales en algún momento de sus vidas.

Como el nombre sugiere, las verrugas genitales afectan a los tejidos húmedos de la zona genital. Las verrugas genitales pueden parecer pequeñas protuberancias de color carne o tener una apariencia similar a una coliflor. En muchos casos, las verrugas son demasiado pequeñas para ser visibles.

Al igual que las verrugas que aparecen en otras partes de tu cuerpo, las verrugas genitales son causadas por el virus del papiloma humano (VPH). Algunas cepas de VPH genital pueden causar verrugas genitales, mientras que otras pueden causar cáncer. Las vacunas pueden ayudar a proteger contra ciertas cepas de VPH genital.

En las mujeres, las verrugas genitales pueden crecer en la vulva, las paredes de la vagina, el área entre los genitales externos y el ano y el cuello del útero. En los hombres, pueden aparecer en la punta o eje del pene, el escroto o el ano. Las verrugas genitales también pueden desarrollarse en la boca o la garganta de una persona que ha tenido contacto sexual oral con una persona infectada.

Los signos y síntomas de las verrugas genitales son:

  • Pequeñas protuberancias de color carne o gris en el área genital.
  • Varias verrugas juntas que tienen forma de coliflor.
  • Picazón o molestias en el área genital.
  • Sangrado durante las relaciones sexuales.

A menudo, las verrugas genitales pueden ser tan pequeñas y planas, que no pueden verse a simple vista. A veces, sin embargo, las verrugas genitales pueden multiplicarse en grandes grupos.

El virus del papiloma humano (VPH) causa verrugas. Hay más de 40 cepas diferentes de VPH que afectan específicamente a la zona genital. El VPH genital se transmite por contacto sexual. En la mayoría de los casos, el sistema inmunitario mata el VPH genital y nunca se desarrollan los signos o síntomas de la infección.

El cáncer cervical ha estado estrechamente vinculado con la infección genital por el VPH. Ciertos tipos de VPH también están asociados con el cáncer de la vulva, cáncer del ano y cáncer del pene. La infección por el virus del papiloma humano no siempre conduce al cáncer, pero aún así es importante para las mujeres, hacerse unas pruebas.

Si las verrugas no te causan muchas molestias, puede que no necesites tratamiento. Pero si tus síntomas incluyen picazón, ardor y dolor o si las verrugas son visibles y te están causando un angustia emocional, tu médico te puede ayudar a eliminarlas con medicamentos o cirugía.

Los tratamientos para las verrugas genitales que pueden ser aplicados directamente sobre la piel incluyen:

  • Imiquimod (Aldara, Zyclara): Esta crema parece mejorar la capacidad del sistema inmunitario para combatir las verrugas genitales. Evita el contacto sexual mientras la crema está en tu piel. Puede debilitar los condones y los diafragmas y puede irritar la piel.
  • Podofilina y podofilox (Condylox): La podofilina es una resina a base de plantas que destruye tejido de la verruga genital. El podofilox contiene la misma sustancia activa, pero puede aplicarse de manera segura en casa. Tu médico puede administrarte la primera aplicación de podofilox.
  • Tricloroacético (TCA): Este tratamiento químico quema las verrugas genitales.

Es posible que necesites cirugía para extirpar las verrugas grandes que no responden a los medicamentos o si estás embarazada. Las opciones quirúrgicas incluyen:

  • La congelación con nitrógeno líquido (crioterapia).
  • Terapia de electrocauterio. Este procedimiento utiliza una corriente eléctrica para quemar las verrugas.
  • Cirugía. Tu médico puede usar herramientas especiales para cortar las verrugas.
  • Láser. Es un procedimiento más caro y generalmente se reserva para las verrugas muy extensas y difíciles de tratar.

Verrugas genitales en mujeres

Las verrugas genitales en mujeres pueden desarrollarse en la vulva, las paredes de la vagina, el área entre los genitales externos y el ano y el cuello del útero.

Algunas verrugas genitales femeninas no necesitarán tratamiento debido a su pequeño tamaño y que no presentan síntomas. Las verrugas más grandes o molestas en las mujeres pueden tratarse tanto con medicamentos como con cirugía de la misma forma que los hombres.

Una mujer con verrugas genitales debería someterse a las pruebas del virus del papiloma humano para descartar el cáncer.

Verrugas genitales en el embarazo

Las verrugas genitales pueden causar problemas durante el embarazo. Las verrugas pueden dificultar la micción. Las verrugas en la pared vaginal pueden reducir la capacidad de los tejidos vaginales a estirarse durante el parto. En raras ocasiones, un bebé nacido de una madre con verrugas genitales puede desarrollar verrugas en su garganta. El bebé puede necesitar cirugía para prevenir la obstrucción de las vías respiratorias.

Nunca debes medicarte con podofilox si estás embarazada. Si estás embarazada el tratamiento más recomendado es la cirugía. Las verrugas no extirpadas pueden contagiar a tu bebé durante el parto, por ese motivo, debes someterte a la cirugía antes de ese momento.

Artículos relacionados con Tratamiento de las verrugas genitales