Tratamiento de la giardiasis

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre giardiasis y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre giardiasis y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces giardiasis o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de la giardiasis

La infección por giardia o giardiasis es una infección intestinal causada por un parásito microscópico que se encuentra en todo el mundo, especialmente en zonas con saneamiento deficiente y agua insalubre. La infección por Giardia se caracteriza por dolor abdominal, distensión abdominal, náuseas y ataques de diarrea acuosa.

La giardiasis es una infección transmitida por el agua y puede ser causada por parásitos que se encuentran en arroyos y lagos, así como en suministros municipales de agua, piscinas, bañeras de hidromasaje y pozos. La giardiasis también se puede transmitir a través de alimentos y por el contacto de persona a persona.

Las infecciones por Giardia suelen desaparecer al cabo de unas cuantas semanas, sin embargo, es posible que tengas problemas intestinales cuando los parásitos ya se hayan ido. Hay diferentes medicamentos eficaces contra los parásitos de la Giardia, pero no todo el mundo responde bien a ellos. La prevención es la mejor defensa.

Algunas personas con giardiasis no presentan ni signos, ni síntomas, pero portan el parásito y pueden contagiar a otros a través de sus heces. Los síntomas de la giardiasis pueden ser:

  • Heces acuosas, blandas y grasientas con mal olor.
  • Fatiga o malestar.
  • Calambres abdominales.
  • Eructos.
  • Náuseas.
  • Pérdida de peso.

Los síntomas de la giardiasis por lo general duran de dos a cuatro semanas, pero en algunas personas pueden durar más tiempo o se pueden repetir.

Tanto niños, como adultos con infección por giardia, en caso de no presentar síntomas, por lo general, no necesitan tratamiento a menos que sean propensos a la propagación de los parásitos. Muchas personas con problemas ocasionados por la giardiasis, a menudo mejoran por sí solas en pocas semanas.

Cuando los signos y síntomas se vuelven más severos o persistentes, los médicos suelen tratar la giardiasis con medicamentos como:

  • Metronidazol (Flagyl). El metronidazol es el antibiótico más utilizado para la infección por Giardia. Los efectos secundarios pueden incluir náuseas y un sabor metálico en la boca. No debes beber alcohol mientras estés tomando este medicamento.
  • Tinidazol (Tindamax). El tinidazol funciona tan bien como el metronidazol y tiene muchos de los mismos efectos secundarios pero se puede administrar en una sola dosis.
  • Nitazoxanida (Alinia). Es un medicamento líquido. Los efectos secundarios pueden incluir náuseas, flatulencias, ojos amarillentos y orina de color amarillo intenso.

No existe ningún medicamento, ni vacuna para prevenir la infección por giardia pero si que hay precauciones de sentido común que pueden reducir las posibilidades de infectarte o transmitir la infección a otras personas. Algunas precauciones para evitar la transmisión de la giardiasis son:

  • Lavarse las manos después de ir al baño o de cambiar pañales y antes de comer o preparar alimentos.
  • Evitar beber agua no tratada de pozos poco profundos, lagos, ríos, manantiales, estanques y arroyos, a menos que esté filtrada o hervida.
  • No tragar agua en piscinas o lagos.
  • Si viajas, bebe agua embotellada.

Giardiasis en niños

Si no existen síntomas en el niño, es posible que el médico recomiende no administrar ningún medicamento. En el caso que el niño no presente síntomas de la infección pero pueda infectar a otras personas, deberá ser tratado.

La nitazoxanida es un medicamento recomendado para niños, ya que se trata de un medicamento líquido. Esto puede facilitar la ingesta de los mismos.

El metronidazol pese a ser más difícil de tomar para los niños, es el medicamento más recomendado.

Giardiasis en adultos

Los adultos que no presentan síntomas de giardiasis pueden esperar unas dos semanas que les pase la infección sin la necesidad de tomar medicación.

Si están dentro de un grupo de riesgo de transmitir la infección, deberán ser tratados aunque no presenten síntomas.

El metronidazol es el fármaco más utilizado para el tratamiento de giardiasis en adultos. Se ha demostrado que tiene una gran eficacia.

Giardiasis en el embarazo

Hay medicamentos contraindicados para la giardiasis durante el embarazo debido a los posibles efectos adversos de los fármacos para el bebé. Si tus síntomas son leves, el médico puede recomendarte retrasar el tratamiento hasta después del primer trimestre. Si el tratamiento es necesario, debes discutir la mejor opción de tratamiento disponible para tu caso con tu médico.

La malabsorción y la diarrea en las mujeres embarazadas causadas ​​por la giardiasis pueden ser perjudiciales para el feto. Junto con el diagnóstico correcto, el tratamiento correcto puede ayudar a garantizar la seguridad del feto.

La paromomicina es el tratamiento más seguro en el primer trimestre de embarazo, aunque también es el menos eficaz.

El metronidazol ha demostrado ser cancerígenos en ratas y ratones, pero no ha sido probado en seres humanos. El metronidazol entra rápidamente en la circulación fetal después de ser absorbido por la madre, lo que plantea preocupaciones sobre su uso durante el embarazo. Algunos estudios han mostrado efectos dañinos en el feto durante el primer trimestre. Sin embargo, muchos estudios han demostrado que este medicamento es seguro durante el segundo y tercer trimestre de embarazo.

El tinidazol, al ser de la misma familia que el metronidazol, muestra los mismos efectos secundarios durante el primer trimestre.

El albendazol y el mebendazol no se recomiendan en mujeres embarazadas, especialmente durante el primer trimestre.

Artículos relacionados con Tratamiento de la giardiasis