Tratamiento de la infección urinaria

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre infección urinaria y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre infección urinaria y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces infección urinaria o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de la infección urinaria

Una infección del tracto urinario, infección urinaria o infección de orina es una infección en cualquier parte del sistema urinario, es decir, los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. La mayoría de las infecciones afectan el tracto urinario inferior, la vejiga y la uretra.

Las mujeres están en mayor riesgo de desarrollar una infección urinaria que los hombres. Si la infección está limitada únicamente a la vejiga puede ser dolorosa y molesta, sin embargo, las consecuencias pueden ser graves si la infección urinaria se propaga a los riñones.

Los antibióticos son el tratamiento típico para una infección urinaria. Las infecciones del tracto urinario no siempre causan signos y síntomas, pero cuando lo hacen, pueden incluir:

  • Una necesidad fuerte y persistente de orinar.
  • Una sensación de ardor al orinar.
  • Orina de aspecto turbio.
  • Orina con sangre.
  • Orina con olor fuerte.
  • Dolor pélvico en las mujeres.
  • Dolor rectal en hombres.

Las infecciones simples se suelen tratar con:

  • Sulfametoxazol-trimetoprima (Bactrim, Septra).
  • Amoxicilina (Amoxil, Augmentin).
  • Nitrofurantoína (Furadantin, Macrodantin).
  • Ampicilina.
  • Ciprofloxacina (Cipro).
  • Levofloxacina (Levaquin).

Por lo general, los síntomas de la infección desaparecen a los pocos días de comenzar el tratamiento. Sin embargo, puede que tengas que continuar con los antibióticos durante una semana más. El médico también puede recetarte algún medicamento para el dolor (analgésicos) que adormece la vejiga y la uretra para aliviar el ardor al orinar.

Para una infección urinaria severa, puedes necesitar tratamiento con antibióticos por vía intravenosa en un hospital.

En casa también puedes seguir algunos pasos para ayudar a tu recuperación, como por ejemplo:

  • Tomar zumo de arándanos.
  • Beber mucha agua para diluir la orina y ayudar a eliminar las bacterias.
  • Evitar los alimentos y bebidas que pueden irritar la vejiga, como por ejemplo, el café, el alcohol y los refrescos que contienen zumos de cítricos y cafeína.
  • Utilizar una esterilla térmica, ya que aplicar un ambiente cálido, pero no caliente, puede reducir al mínimo la presión vesical o el malestar.

Infección urinaria recurrente

Si tienes infecciones urinarias recurrente, el médico puede hacerte algunas recomendaciones para su tratamiento. Algunas de ellas son:

  • Tratamiento con antibióticos o un programa con periodos cortos de antibióticos al comienzo de los síntomas urinarios.
  • Una sola dosis de antibiótico después de tener relaciones sexuales si tus infecciones están relacionadas con la actividad sexual.
  • Terapia de estrógeno vaginal si eres posmenopáusica, para reducir al mínimo la probabilidad de infecciones urinarias recurrentes.

Infección urinaria en niños

Los antibióticos y cuidados en el hogar son eficaces en el tratamiento de infecciones del tracto urinario en lactantes y niños. El objetivo principal del tratamiento es prevenir el daño renal y sus complicaciones a corto y largo plazo mediante la eliminación de la infección rápida y de forma completa. Se debe hacer una evaluación y administra un tratamiento precoz.

El tratamiento para la mayoría de los niños con infección del tracto urinario es con antibióticos orales y atención domiciliaria. A los niños demasiado pequeños o que tienen dificultades para tragar los medicamentos, deberán ser ingresados brevemente en el hospital para administrárselos por vía intravenosa.

Infección urinaria en el embarazo

El embarazo provoca muchos cambios en el cuerpo de la mujer. Los cambios hormonales y mecánicos aumentan el riesgo de estasis urinaria y de reflujo vesicoureteral. Estos cambios, junto con la uretra acortada (aproximadamente 3-4 cm en las mujeres) y la dificultad con la higiene debido a un vientre distendido, aumenta la frecuencia de las infecciones del tracto urinario infección del tracto urinario en mujeres embarazadas. De hecho, las infecciones urinarias son una de las infecciones bacterianas más comunes durante el embarazo.

Los antibióticos orales son el tratamiento de elección para la bacteriuria asintomática y cistitis. El curso estándar del tratamiento para la pielonefritis es la hospitalización y la administración de antibióticos intravenosos. La profilaxis antibiótica está indicada en algunos casos.

Los regímenes de tratamiento para mujeres embarazadas con infección del tracto urinario son:

  • 100 mg Nitrofurantoína monohidrato / macrocristales por vía oral dos veces al día durante 5-7 días.
  • 500 mg de Amoxicilina por vía oral dos veces al día durante 5-7 días.
  • 500 mg de Amoxicilina o 125 mg de clavulánico por vía oral dos veces al día durante 3-7 días.
  • 500 mg de Cefalexina por vía oral dos veces al día durante 3-7 días.
  • 250 mg de Cefuroxima por vía oral dos veces al día durante 3-7 días.

Si estos tratamientos no funcionan, la embarazada debería tomar 3 gramos de Fosfomicina por vía oral.

La atención quirúrgica rara vez está indicada, a menos que exista una causa patológica. Si la paciente debe someterse a la cirugía, la operación deberá ser planificada para el segundo trimestre. La intervención quirúrgica durante el primer trimestre está asociada a aborto involuntario, la cirugía en el tercer trimestre está asociada a parto prematuro. La intervención quirúrgica urgente en el tercer trimestre debería coincidir con el parto.

Infección urinaria en ancianos

Si una mujer de 30 años de edad, experimenta ardor y dolor al orinar, es casi seguro que tenga una infección del tracto urinario. Sin embargo, una infección del tracto urinario en ancianos, rara vez causa síntomas tan claros y puede no implicar dolor o molestias.

Algunas señales de alerta comunes pueden incluir la aparición de la incontinencia urinaria, confusión o dificultad para realizar tareas que el paciente podría hacer uno o dos días antes.

Las infecciones urinarias, también conocidas como infecciones de vejiga, son fáciles de curar. Pero si se dejan sin tratamiento, la infección puede extenderse y desarrollarse en condiciones mucho más graves.

En la mayoría de los casos, el diagnóstico y el tratamiento de una infección del tracto urinario en edad avanzada es relativamente sencillo: Un análisis de orina simple puede confirmar la presencia de la infección y para alguien en buen estado de salud, los antibióticos son la primera opción de tratamiento. En algunos casos el paciente puede necesitar hospitalización para la administración de antibióticos por vía intravenosa.

Los antibióticos más prescritos para las infecciones urinarias son la amoxicilina o la nitrofurantoína.

Infección urinaria en varones

Los hombres son menos propensos que las mujeres a padecer infección urinaria, ya que el recorrido hasta la vejiga es más largo.

En los hombres, la infección urinaria puede causar secreción del pene. En los hombres la infección urinaria puede conducir a la prostatitis o a la inflamación de la glándula de la próstata, el órgano masculino que produce el semen, que se encuentra justo debajo de la vejiga. Los hombres pueden sentir dolor en el recto como consecuencia de ello.

Infección urinaria con nitrofurantoína

La nitrofurantoína es un antibiótico que se utiliza para tratar infecciones del tracto urinario causadas por varios tipos de bacterias. Es eficaz contra E. coli, Enterobacter cistitis, Enterococcus, Klebsiella, y Staphylococcus aureus. La nitrofurantoína interfiere en la producción de proteínas bacterianas, ADN y las paredes celulares. Existen tres formas disponibles, éstas son:

  • Una forma microcristalina (Furadantin).
  • Una forma macrocristalina (Macrodantin).
  • Una forma de liberación macrocristalina utilizada dos veces al día (Macrobid).

Artículos relacionados con Tratamiento de la infección urinaria