Tratamiento de la pancreatitis

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre pancreatitis y lista algunos de sus posibles tratamientos. La información disponible en esta página sobre pancreatitis y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces pancreatitis o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de la pancreatitis

La pancreatitis es la inflamación del páncreas. El páncreas es una glándula alargada y plana. Se encuentra escondido detrás del estómago en el abdomen superior. El páncreas produce enzimas que ayudan a la digestión y hormonas que ayudan a regular la forma en como tu cuerpo procesa el azúcar (glucosa).

Los casos leves de pancreatitis pueden desaparecer sin tratamiento, pero los casos severos pueden causar complicaciones potencialmente mortales.

Los síntomas de la pancreatitis pueden variar, dependiendo de qué tipo de pancreatitis tengas. Igualmente, deberías ir al médico con urgencia si experimentas un dolor abdominal persistente para que pueda prescribirte el tratamiento oportuno.

La pancreatitis tiene lugar cuando las enzimas digestivas producidas en el páncreas se activan mientras están en el interior del páncreas, causando daños en el órgano.

Durante la digestión normal, las enzimas pancreáticas se encuentran inactivas. Éstas se mueven a través de los conductos del páncreas hacia el intestino delgado, donde las enzimas se activan y ayudan a la digestión. En la pancreatitis, las enzimas se activan cuando aún están en el interior del páncreas. Esto hace que las enzimas irriten las células del páncreas, causando inflamación y los síntomas asociados con la pancreatitis.

Existen un gran número de causas identificadas que pueden provocar la pancreatitis aguda y crónica, entre las cuales destacan las siguientes:

  • Alcoholismo.
  • Cálculos biliares.
  • Cirugía abdominal.
  • Ciertos medicamentos.
  • Fumar.
  • Fibrosis quística.
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) para tratar los cálculos biliares.
  • Antecedentes familiares de pancreatitis.
  • Altos niveles de calcio en la sangre (hipercalcemia).
  • Altos niveles de la hormona paratiroidea en la sangre (hiperparatiroidismo).
  • Altos niveles de triglicéridos en la sangre (hipertrigliceridemia).
  • Infección.
  • Lesiones en el abdomen.
  • Cáncer de páncreas.

El tratamiento para la pancreatitis suele requerir hospitalización. Una vez que la condición se ha estabilizado en el hospital y la inflamación en el páncreas está controlada, los médicos pueden tratar la causa subyacente de la pancreatitis.

Si estás experimentando una pancreatitis, el médico puede querer hospitalizarte para que puedas recibir los tratamientos iniciales, de forma que pueda controlar la inflamación del páncreas y calmar el dolor.

El tratamiento inicial para la pancreatitis consta de:

  • Ayuno.
  • Medicamentos para controlar el dolor.
  • Hidratación por vía intravenosa.

El tratamiento de la causa subyacente de la pancreatitis se inicia una vez que la pancreatitis se mantiene bajo control. El tratamiento dependerá de la causa de tu pancreatitis, algunos ejemplos de tratamiento pueden incluir:

  • Procedimientos para eliminar obstrucciones de los conductos biliares. La pancreatitis causada por el estrechamiento o el bloqueo del conducto biliar puede requerir procedimientos para abrir o ensancharlo.
  • Cirugía para extirpar la vesícula biliar (colecistectomía).
  • Cirugía de páncreas. La cirugía puede ser necesaria para drenar líquido del páncreas o eliminar una parte del mismo.
  • Tratamiento para curar la dependencia del alcohol.

Una vez que salgas del hospital, puedes tomar medidas para continuar tu recuperación de la pancreatitis en casa. Las medidas que debes tomar para el tratamiento posthospitalario de la pancreatitis son las siguientes:

  • Dejar de beber alcohol.
  • Dejar de fumar.
  • Hacer una dieta baja en grasas.
  • Beber mucho agua.

Pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda aparece de repente y dura varios días. Los síntomas de la pancreatitis aguda son:

  • Dolor abdominal superior.
  • Dolor abdominal que se irradia hacia la espalda.
  • Dolor abdominal pronunciado después de comer.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Sensibilidad al tocar el abdomen.

Pancreatitis aguda grave

Con los episodios repetidos de pancreatitis aguda grave, se puede causar un daño al páncreas y conducir a la pancreatitis crónica. Puede formar un tejido cicatricial en el páncreas, causando la pérdida de la función. Un mal funcionamiento del páncreas puede causar problemas digestivos y de diabetes.

Pancreatitis crónica

La pancreatitis se produce durante muchos años. Los síntomas de la pancreatitis crónica son:

  • Dolor abdominal superior
  • Indigestión
  • Bajar de peso sin intentarlo
  • Heces aceitosas y malolientes (esteatorrea)

La pancreatitis crónica puede requerir tratamientos adicionales, dependiendo de tu situación. Los tratamientos para la pancreatitis crónica pueden ser:

  • Tratamiento del dolor. La pancreatitis crónica puede causar dolor abdominal persistente. El médico puede recomendar medicamentos para controlar el dolor.
  • Cirugía para bloquear los nervios que envían señales de dolor del páncreas al cerebro.
  • Enzimas para mejorar la digestión. Los suplementos de enzimas pancreáticas pueden ayudar a tu cuerpo a desglosar y procesar los nutrientes de los alimentos que consumes.
  • Cambios en la dieta (comidas bajas en grasa con alto contenido nutricional)

Las terapias alternativas no pueden tratar la pancreatitis crónica, pero algunas terapias alternativas pueden ayudar a lidiar con el dolor asociado con la misma. Las personas con pancreatitis crónica pueden experimentar dolor constante que no se puede controlar fácilmente con medicamentos. El uso de terapias complementarias y alternativas junto con medicamentos recetados por tu médico pueden ayudarte a controlar el dolor. Éstos son algunos ejemplos de las terapias alternativas:

  • Meditación.
  • Ejercicios de relajación.
  • Yoga.
  • Suplementos para el dolor de la pancreatitis crónica como vitaminas (A y C) y minerales (selenio).

Pancreatitis necrotizante

La pancreatitis necrotizante es la forma más grave de la pancreatitis aguda humana. El tratamiento para la pancreatitis necrotizante se lleva a cabo con antibióticos que penetran bien en el páncreas.

Las zonas necróticas pancreáticas son zonas con densidad menor de tejido, pero con mayor densidad líquida.

Pancreatitis edematosa

La pacreatitis edematosa es otra forma grave de la pancreatitis aguda. En este caso también existe daño anatomopatológico. La cirugía tiene un importante papel terapéutico para el tratamiento de pacientes que presentan complicaciones.

Pancreatitis biliar

En la pancreatitis biliar, el conducto pancreático queda obstruido. Los jugos digestivos comienzan a atacar el tejido pancreático, ya que se comienzan a liberar antes de llegar al intestino delgado.

Los síntomas y tratamiento para la pancreatitis biliar son los mismos que para la pancreatitis crónica.

Artículos relacionados con Tratamiento de la pancreatitis