Tratamiento del cáncer de próstata

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre cáncer de próstata y lista algunos de sus posibles tratamientos. La información disponible en esta página sobre cáncer de próstata y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces cáncer de próstata o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

En el siguiente enlace puedes ver más información sobre los síntomas del cáncer de próstata.

Imágen de tratamiento del cáncer de próstata

El cáncer de próstata es un tipo de cáncer que se produce en la próstata de un hombre. La próstata es una pequeña glándula con forma de nuez que produce el líquido seminal que nutre y transporta a los espermatozoides.

El cáncer de próstata es uno de los tipos más comunes de cáncer en los hombres. El cáncer de próstata suele crecer lentamente y en un principio se mantiene confinado a la glándula prostática, donde puede no causar daños graves. Mientras que algunos tipos de cáncer de próstata crecen lentamente y pueden necesitar un tratamiento mínimo o nulo, otros tipos son más agresivos y se pueden propagar rápidamente.

Cuando el cáncer de próstata se detecta a tiempo, es decir, cuando todavía está confinado en la glándula prostática, el tratamiento tiene mayores oportunidades de éxito.

Las opciones de tratamiento para el cáncer de próstata dependen de varios factores, tales como la velocidad de crecimiento del cáncer, cuánto se ha extendido, tu salud en general y también, los beneficios y los posibles efectos secundarios del tratamiento.

Para los hombres diagnosticados con una fase muy temprana del cáncer de próstata, el tratamiento puede no ser necesario de inmediato. Algunos hombres puede que no lleguen nunca a necesitar tratamiento. En cambio, los médicos recomiendan una espera vigilante, que a veces se llama la vigilancia activa. En la espera vigilante, se debe realizar un seguimiento regular a través de los análisis de sangre, exámenes rectales y biopsias, con el fin de controlar la progresión del cáncer.

Si las pruebas muestran que el cáncer está progresando, puedes optar por un tratamiento del cáncer de próstata, como la cirugía o la radiación. La conducta expectante puede ser una opción para el cáncer que no está causando síntomas, que crece muy lentamente y está confinado en una pequeña área de la próstata. La conducta expectante puede también ser considerado para un hombre que tiene otro problema grave de salud o edad avanzada que hace que el tratamiento del cáncer sea más difícil. La conducta expectante implica un riesgo de que el cáncer crezca y se propague entre los chequeos, lo que significa que habrá menos probabilidades de curarlo.

Los tratamientos para el cáncer de próstata son:

  • Radioterapia: Radioterapia externa y braquiterapia.
  • Terapia hormonal: Con medicamentos anti-testosterona, con hormonas luteinizantes, con leuprolida, goserelina, triptorelina e histrelina, con medicamentos bloqueadores de testosterona, con antiandrógenos (bicalutamida, flutamida y nilutamida) o con cirugía para extirpar los testículos (orquiectomía) para reducir el crecimiento de las células cancerosas que puedan quedar.
  • Cirugía para extirpar la próstata, que se puede realizar: Con una incisión en el abdomen o con una incisión entre el ano y el escroto (cirugía perineal).
  • Congelación del tejido de la próstata.
  • Calefacción del tejido de la próstata mediante ecografía.
  • Quimioterapia.

Cáncer de próstata localizado

Los tratamientos estándar para el cáncer de próstata clínicamente localizado son los siguientes:

  • Prostatectomía radical.
  • Radioterapia.
  • Vigilancia activa
  • Terapia con andrógenos de privación (ADT).

Cáncer de próstata metastático

El cáncer de próstata metastático rara vez es curable. El tratamiento en estos casos implica:

  • Una terapia dirigida a aliviar los síntomas particulares
  • Intentos de frenar la progresión de la enfermedad
  • Cirugía RTUP
  • Radioterapia: se puede administrar si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo
  • Terapia hormonal
  • Quimioterapia

Los continuos avances nos han proporcionado una nueva comprensión del diagnóstico, la estadificación y del tratamiento del cáncer metastásico.

Cáncer de próstata avanzado

En tratamiento principal del cáncer de próstata avanzado es la terapia hormonal. En estos casos el paciente también puede someterse a radioterapia, quimioterapia y un exhaustivo control de los síntomas.

Cáncer de próstata hormonorrefractario

El cáncer de próstata hormonorrefractario se produce cuando falla la terapia hormonal dedicada a detener el crecimiento del cáncer de próstata durante más tiempo. El cáncer de próstata hormonorefractario puede producirse al cabo de varios meses o incluso años una vez se ha iniciado la terapia hormonal. Cuando los pacientes desarrollan cáncer de próstata hormonorrefractario, los médicos pueden tratarlo con el bloqueo androgénico combinado o con un antiandrógeno. A veces, la detención de un antiandrógeno de testosterona y la reintroducción en el torrente sanguíneo, puede sorprender al tumor, que se ha acostumbrado a la privación de los andrógenos. El tumor puede dejar de crecer en ese momento.

Cuando el tratamiento no ha dado el resultado esperado y las hormonas no detienen el crecimiento y el cáncer se vuelve a propagar, el paso siguiente es generalmente los medicamentos de quimioterapia. A medida que los pacientes avanzan del estadio T3 al T4 del cáncer de próstata, éstos son más propensos a que éste se desarrolle y se extienda a través de los ganglios linfáticos y de las vesículas seminales. Es posible que el cáncer llegue a metastatizarse en los huesos. El cáncer de próstata cuando crece más rápidamente, es más probable es responda a un tratamiento de quimioterapia.

Artículos relacionados con Tratamiento del cáncer de próstata