Tratamiento de las hemorroides

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre hemorroides y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre hemorroides y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces hemorroides o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de las hemorroides

Las hemorroides son venas hinchadas e inflamadas del ano y de la parte final del recto. Las hemorroides pueden resultar del esfuerzo durante la defecación o por el aumento de la presión sobre estas venas durante el embarazo, entre otras causas. Las hemorroides pueden estar situadas dentro del recto (hemorroides internas) o pueden desarrollarse bajo la piel alrededor del ano (hemorroides externas).

Las hemorroides son una enfermedad común. A los 50 años, aproximadamente la mitad de los adultos han tenido que lidiar con la picazón, las molestias y las hemorragias que pueden indicar la presencia de hemorroides.

Los signos y síntomas de las hemorroides pueden incluir:

  • Sangrado sin dolor durante la defecación
  • Picazón o irritación en la región anal
  • Dolor o malestar
  • Hinchazón alrededor del ano

Los síntomas de hemorroides por lo general dependen de su ubicación. Afortunadamente, hay muchas opciones eficaces para tratar las hemorroides. La mayoría de las personas pueden aliviar los síntomas de las hemorroides mediante los tratamientos en casa y los cambios de estilo de vida.

A veces, los medicamentos o procedimientos quirúrgicos son necesarios para el tratamiento de las hemorroides. Si tus hemorroides sólo producen molestias leves, tu médico puede sugerirte cremas, pomadas, supositorios o pastillas. Estos productos contienen ingredientes como hamamelis o hidrocortisona, que pueden aliviar el dolor y la picazón, por lo menos temporalmente.

Entre los tratamientos quirúrgicos se destacan:

  • Ligadura hemorroidal
  • Escleroterapia
  • Extirpación de las hemorroides o hemorroidectomía
  • Hemorroidectomía grapada o hemorroidopexia grapada

Hemorroides internas

Las hemorroides internas se encuentran en el interior del recto. Generalmente, estas hemorroides no las puedes ni ver, ni sentir y por lo general no causan molestias. Pero el esfuerzo o la irritación causada al pasar las heces, pueden dañar las superficies delicadas de una hemorroide y causar que sangre. En ocasiones, el esfuerzo puede empujar la hemorroide interna a través de la abertura anal. Esto puede provocar dolor e irritación.

El tratamiento de las hemorroides internas se puede gestionar a través de una ligadura con banda hemorroidal. El médico coloca una o dos pequeñas bandas de goma alrededor de la base de una hemorroide interna para cortar su circulación. La hemorroide se marchita y se cae en una semana. Este procedimiento es efectivo para muchas personas. La banda hemorroidal puede ser incómoda y puede causar sangrado, pero rara vez es grave.

Hemorroides externas

Las hemorroides externas se encuentran bajo la piel alrededor del ano. Cuando se irritan, las hemorroides externas pueden picar o sangrar. A veces la sangre puede acumularse en una hemorroide externa, formando un coágulo (trombo), lo cual resulta muy doloroso.

Los procedimientos mínimamente invasivos para el tratamiento de las hemorroides externas cuando se forma un coágulo de sangre, incluyen la extirpación del coágulo con una simple incisión. Esta intervención puede proporcionar un alivio rápido de las hemorroides.

Hemorroides sangrantes

El sangrado durante la defecación es el síntoma más común de las hemorroides pero el sangrado rectal puede ser provocado por otras enfermedades, como el cáncer colorrectal y el cáncer anal. Por ese motivo, no debes asumir que el sangrado proviene de las hemorroides sin consultar con un médico.

Si los síntomas de las hemorroides se inician junto con un marcado cambio en los hábitos intestinales o si el color de tus heces se están oscureciendo o van acompañadas de coágulos de sangre, habla con tu médico inmediatamente.

El tratamiento para el sangrado de las hemorroides es muy importante. Si las hemorroides sangrantes no se tratan adecuadamente, la hemorragia puede ocultar el sangrado que es consecuencia de otras afecciones más serias. El tratamiento para las hemorroides sangrantes siempre debe realizarse lo antes posible.

Tanto las hemorroides internas como las externas pueden sangrar, especialmente cuando hay movimiento intestinal. Las hemorroides rara vez sangran lo suficiente como para causar anemia u otros problemas de este tipo.

Muchas hemorroides sangrantes requieren cirugía. La cirugía más adecuada es la cirugía con láser. El láser cauteriza los vasos sanguíneos para detener el sangrado y también reduce las hemorroides. Esta cirugía es menos dolorosa que otros tipos de cirugía para tratar las hemorroides y también es menos arriesgada con referencia a las infecciones.

Otro tipo de cirugía disponible para el tratamiento de las hemorroides sangrantes es la extirpación de las mismas. Durante una hemorroidectomía, el cirujano elimina el tejido que causa sangrado excesivo. Los medicamentos pueden aliviar el dolor. Los baños con agua tibia también puede ser de ayuda.

Las hemorroides sangrantes también pueden ser tratadas con medicamentos como el Venapro, que es un medicamento natural.

Hemorroides trombosadas

Las hemorroides trombosadas son casos graves de hemorroides externas que han desarrollado un coágulo de sangre y se han estrangulado, causando un dolor extremo. Típicamente, un individuo con una trombosis hemorroidal presenta una gran masa de tejido extremadamente sensible que sobresale del ano. Debido a la naturaleza de las dimensiones de la hemorroide, la dificultad para producir movimientos intestinales y mantener una higiene correcta son comunes, lo que puede agravar aún más la duración de la condición.

Los síntomas de las hemorroides trombosadas responden al hielo, ya que proporcionan alivio del dolor. El aumento de la propia actividad física diaria, incluso aunque solo sea caminar durante diez, veinte o treinta minutos, también puede ser un factor en la reducción de los síntomas de las hemorroides.

Las hemorroides también se pueden tratar con varios procedimientos quirúrgicos. Los procedimientos más utilizados son la ligadura con banda elástica, la escleroterapia y la hemorroidectomía.

Artículos relacionados con Tratamiento de las hemorroides