Tratamiento de los miomas

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre miomas y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre miomas y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces miomas o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de los miomas

Los miomas son tumores no cancerosos que crecen en o alrededor de la matriz (útero). Los tumores se componen de tejido muscular y fibroso y pueden variar en tamaño. Muchas mujeres no saben que tienen miomas, ya que no tienen ningún síntoma, por lo que a menudo, se diagnostican por casualidad durante un examen ginecológico rutinario.

A veces, el tratamiento puede no ser necesario, como por ejemplo, en los casos donde no hay síntomas o cuando éstos son leves.

Para el tratamiento de los miomas, tu médico puede recomendarte medicamentos. Sin embargo, en los casos más severos, será necesaria la cirugía.

Existen medicamentos que pueden usarse para tratar menstruaciones abundantes, pero pueden ser menos eficaces cuanto mayor sean tus miomas. Estos medicamentos son:

  • Levonorgestrel intrauterino.
  • Ácido tranexámico.
  • Medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno y ácido mefenámico.
  • Píldora anticonceptiva.

La cirugía puede considerarse como una opción si los síntomas provocados por los miomas son particularmente graves y todas las formas de medicación han demostrado ser ineficaces.

Existen diferentes tipos de procedimientos quirúrgicos que se utilizan para el tratamiento de los miomas. Algunos de estos procedimientos quirúrgicos son:

  • Histerectomía.
  • Miomectomía.
  • Ablación endometrial.
  • Embolización de la arteria uterina.

Existen dos nuevos tratamientos para los miomas en los que se utiliza la resonancia magnética. Estos nuevos tratamientos son:

  • IRM percutánea guiada por láser de ablación.
  • IRM transcutánea centrada guiada por ultrasonido.

Miomas uterinos

Los miomas en la matriz son tumores no cancerosos situados en el útero. En general, los miomas uterinos rara vez requieren tratamiento. El tratamiento médico y los procedimientos quirúrgicos pueden reducir o eliminar los miomas si están causando problemas. En raras ocasiones, los miomas pueden requerir tratamiento de urgencia si causan dolor pélvico repentino y agudo o sangrado menstrual profuso.

Existen muchos tratamientos disponibles para los miomas uterinos. Entre los medicamentos disponibles para tratar los miomas, destacan:

  • Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), como por ejemplo, Lupron y Synarel.
  • Liberadores de progestina, dispositivo intrauterino (DIU).
  • Andrógenos, como el Danazol
  • Anticonceptivos orales o las progestinas pueden ayudar a controlar el sangrado menstrual, pero no reducen el tamaño del mioma.
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que no son medicamentos hormonales, pueden aliviar el dolor relacionado con los miomas, pero no reducen el sangrado causado por ellos.

Si los medicamentos no funcionan, el siguiente paso del tratamiento es la cirugía. Entre las opciones quirúrgicas disponibles, destacamos las siguientes:

  • Histerectomía o extirpación del útero: Es la única solución probada de forma permanente para los miomas uterinos. Esta cirugía acaba con la posibilidad de tener hijos y provoca la menopausia.
  • Miomectomía: Es un procedimiento quirúrgico en el cuál, el cirujano elimina sólo los miomas. Con la miomectomía, hay un riesgo de recurrencia de la enfermedad. Hay diferentes tipos de miomectomía, entre las que se incluyen la miomectomía abdominal, miomectomía laparoscópica o robótica y miomectomía histeroscópica.
  • La cirugía MRI guiada por ultrasonido focalizado (FUS): Es una opción de tratamiento no invasivo para los miomas uterinos.

Otras formas no quirúrgicas para acabar con los miomas son:

  • Miolisis. En este procedimiento laparoscópico, una corriente eléctrica o láser destruye los miomas y contrae los vasos sanguíneos que los alimentan.
  • Ablación endometrial.
  • Embolización de la arteria uterina.

Existen tratamientos alternativos, tales como recomendaciones dietéticas específicas, enzimas, cremas hormonales u homeopatía.

Los miomas en la matriz pueden ser de diferentes tipos dependiendo en la zona dónde se encuentren. Si se encuentran la cavidad abdominal serán miomas subserosos, si se encuentran en la cavidad endouterina serán miomas submucosos y si están localizados en el miometrio serán miomas íntramurales.

Miomas subserosos

Este tipo de miomas representan el 40% de los miomas uterinos. Estos miomas pueden llegar a tener un gran tamaño sin la necesidad de causar síntomas. Debido al gran tamaño que pueden alcanzan pueden llegar a comprimir los órganos contiguos.

Miomas submucosos

Los miomas submucosos no son tan habituales. Sin embargo, son los que se presentan con más síntomas. Este tipo de miomas puede producir un aumento del sangrado menstrual. A veces, este sangrado es tan abundante que la paciente puede desarrollar una anemia ferropénica. Estos miomas tienen más probabilidades de volverse malignos.

El tratamiento se debe iniciar de inmediato en el momento que la paciente comience a presentar síntomas. Con estos miomas, normalmente, se llevan a cabo los tratamientos más agresivos, ya que pueden representar una amenaza para la salud.

Miomas intramurales

Los miomas intramurales son los más frecuentes. Crecen en el miometrio, aumentando de esta forma el tamaño del útero.

El tratamiento para este tipo de miomas puede ser necesario si aparecen síntomas. Si los miomas intramurales no están interfiriendo con la capacidad de una mujer para quedarse embarazada y no causan ningún dolor, es muy probable que se queden sin tocar. Sin embargo, si los fibromas intramurales son grandes, el tratamiento puede ser necesario para reducir los síntomas producidos por ellos.

Estos fibromas uterinos son generalmente tratados por medio de tres tipos de procedimientos quirúrgicos:

  • Cirugía abdominal abierta llamada miomectomía abdominal.
  • Embolización de la arteria uterina.
  • Histerectomía.

Artículos relacionados con Tratamiento de los miomas