Tratamiento de la gastritis

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre gastritis y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre gastritis y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces gastritis o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

En el siguiente enlace puedes ver más información sobre los síntomas de la gastritis.

Imágen de tratamiento de la gastritis

La gastritis describe un grupo de enfermedades que tienen algo en común: La inflamación del revestimiento del estómago. La inflamación que produce la gastritis, muchas veces, es el resultado de una infección bacteriana que causa la mayoría de las úlceras de estómago. Sin embargo, otros factores como las lesiones, el uso regular de ciertos analgésicos o el beber demasiado alcohol, también pueden contribuir a la gastritis.

La gastritis puede ocurrir repentinamente (gastritis aguda) o puede ocurrir lentamente con el tiempo (gastritis crónica). En algunos casos, la gastritis puede provocar úlceras y un mayor riesgo de padecer cáncer de estómago. Sin embargo, para la mayoría de la gente, la gastritis no es grave y mejora rápidamente con el tratamiento adecuado.

Los signos y síntomas de la gastritis son:

  • Retortijones o ardor o dolor en el abdomen superior.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Sensación empacho después de comer.

La gastritis no siempre causa síntomas.

Casi todo el mundo ha experimentado un ataque de indigestión e irritación estomacal alguna vez en su vida. La mayoría de los casos de indigestión son de corta duración y no requieren atención médica. Sin embargo, si experimentas signos y síntomas de una gastritis consistentemente durante una semana o más tiempo, debes ir al médico.

Si vomitas sangre, tus heces tienen sangre o son negras, debes consultar inmediatamente con médico para determinar la causa.

El tratamiento de la gastritis depende de la causa específica. La mayoría de las terapias para el tratamiento de gastritis también incorporan medicamentos para tratar el ácido estomacal, para así reducir los síntomas que estás experimentando y mejorar la cicatrización en el estómago.

Los medicamentos utilizados para tratar la gastritis pueden ser:

  • Antibióticos: Amoxicilina, claritromicina (Biaxin), metronidazol (Flagyl) y tetraciclina.
  • Inhibidores de ácidos: Omeprazol (Prilosec), lansoprazol (Prevacid), rabeprazol (Aciphex), esomeprazol (Nexium), dexlansoprazole (Dexilant) y pantoprazol (Protonix).
  • Bloqueadores de ácidos o Histamina (H-2): Ranitidina (Zantac), famotidina (Pepcid), cimetidina (Tagamet) y nizatidina (Axid).

Los antiácidos neutralizan el ácido del estómago y proporcionan un alivio rápido del dolor. Los efectos secundarios pueden incluir estreñimiento o diarrea, dependiendo de su composición.

También se pueden aliviar los síntomas de la gastritis de las siguientes formas:

  • Comer menos cantidad y con más frecuencia.
  • Evitar alimentos irritantes.
  • Beber alcohol con moderación.
  • Tomar analgésicos regularmente.
  • Reducir el estrés.
  • Relajarse (meditación, yoga o tai chi).

Gastritis crónica

La gastritis crónica está causada por la infección por la bacteria H. pylori. Habitualmente se trata mediante la erradicación de la bacteria. El H. pylori se encuentra en el tracto digestivo. El médico puede recomendarte una combinación de antibióticos para matar la bacteria. Los antibióticos prescritos para el tratamiento deL H. pylori incluyen amoxicilina, claritromicina (Biaxin), metronidazol (Flagyl) y tetraciclina. Es probable que tengas que tomar antibióticos durante dos semanas, dependiendo de la gravedad de tu gastritis.

Gastritis aguda

La gastritis aguda causada por los antiinflamatorios no esteroideos o el alcohol puede ser aliviada al detener el uso de esas sustancias.

Gastritis alcalina

La gastritis alcalina constituye un problema clínico difícil. Los síntomas más comunes de la gastritis alcalina son dolor epigástrico, náuseas, vómitos biliar y pérdida de peso.

El diagnóstico de la gastritis alcalina se conforma sólo después de excluir otras enfermedades comunes, como por ejemplo: Úlcera péptica recurrente, síndrome de asa aferente, trastornos de las vías biliares o pancreatitis crónica. El objetivo del tratamiento quirúrgico de la gastritis alcalina es cerrar el paso hacia el estómago.

Gastritis erosiva

La gastritis erosiva es un tipo de gastritis que a menudo no causa una importante inflamación pero puede desgastar el revestimiento del estómago. La gastritis erosiva puede causar sangrado, erosiones o úlceras. Este tipo de gastritis puede ser aguda o crónica.

La gastritis erosiva es causada básicamente por el estrés, por lo tanto, el tratamiento principal será un cambio de vida. Las técnicas de relajación como el yoga o la meditación pueden ayudar en gran medida a la mejora del paciente.

Gastritis severa

No existe tratamiento específico para la gastritis severa, a excepción de los casos causados ​​por H pylori.

El paciente con gastritis severa debe estar correctamente hidratado. Es importante que tome líquidos para no perder electrolitos, sobretodo si el paciente está vomitando.

Cuando un paciente tiene gastritis severa debe suspender el uso de medicamentos que causan gastritis (por ejemplo, los AINEs).

Gastritis en niños

El tratamiento de la gastritis en niños se basa principalmente en tratar la causa. Los medicamentos utilizados para el tratamiento de la gastritis en niños son los mismos que para los adultos. En el caso de los niños, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Evitar refrescos con gas y bebidas ácidas.
  • Tomar alimentos ricos en fibra y alimentos antioxidantes.
  • Consumir alimentos ricos en flavonoides como la manzana, la cebolla, el apio y el té.
  • Evitar el consumo de grandes cantidades de colesterol.
  • Beber mucho agua.

Gastritis en el embarazo

La gastritis y el embarazo están estrechamente relacionados. A menudo, una mujer embarazada experimenta síntomas de gastritis, como resultado de varias causas. Una de las causas es el estrés el que una mujer experimenta frecuentemente durante el embarazo. El bajo consumo de comida con pobre valor nutricional, la dieta desequilibrada, fumar, consumir alcohol, especias y bebidas son razones suficientes para la gastritis durante el embarazo.

La gastritis durante el embarazo no es un problema permanente, sino que se puede revertir con el tratamiento adecuado.

El tratamiento para la gastritis durante el embarazo consiste en:

  • Una dieta rica en fibra.
  • No sobrecargar el sistema digestivo con comidas pesadas.
  • Comer despacio.
  • Evitar o comer menos alimentos productores de gases.
  • Tomar infusiones digestivas.
  • Masticar semillas de hinojo después de cada comida.
  • Evitar el alcohol, condimentos, especias, bebidas con cafeína.
  • Comer más verduras, cereales y frutas.

Artículos relacionados con Tratamiento de la gastritis