Tratamiento de la rosácea

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre rosácea y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre rosácea y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces rosácea o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de la rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel de la cara que afecta a los adultos. Esta enfermedad causa enrojecimiento en la cara y produce pústulas pequeñas, rojas y/o llenas de pus.

Si no se trata, la rosácea facial tiende a ser progresiva, lo que significa que empeora con el tiempo. Sin embargo, en la mayoría de las personas con rosácea es cíclica. Los síntomas de la rosácea pueden estallar por un período de semanas a meses y luego disminuir antes de iniciarse de nuevo. Además del acné, la rosácea puede confundirse con otros problemas de piel, como una alergia en la piel o un eczema.

Aunque la rosácea no tiene cura, los tratamientos pueden controlar y reducir los signos y síntomas. Si experimentas un enrojecimiento persistente de la cara, consulta con tu médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Los signos y síntomas de la rosácea incluyen:

  • Enrojecimiento facial.
  • Protuberancias pequeñas y rojas o pústulas en la nariz, las mejillas, la frente y la barbilla.
  • Nariz roja y bulbosa (rinofima).
  • Pequeños vasos sanguíneos visibles en la nariz y en las mejillas (telangiectasia).
  • Sensación de ardor o arenosa en los ojos (rosácea ocular).

La rosácea suele aparecer en fases, éstas son las siguientes:

  • Pre-rosácea.
  • Rosácea vascular.
  • Rosácea inflamatoria.

Muchos productos para la piel que contienen ingredientes como ácidos, alcohol y otras sustancias irritantes pueden empeorar la rosácea. Debido a la naturaleza progresiva de la rosácea, el diagnóstico precoz es importante. Los tratamientos tienden a ser más eficaces cuando se inician antes.

La causa de la rosácea se desconoce, pero los investigadores creen que es probable que se deba a una combinación de factores hereditarios y ambientales.

Aunque no hay forma de eliminar la rosácea, el tratamiento eficaz puede aliviar los signos y los síntomas. Muy a menudo esto requiere una combinación de tratamientos recetados y ciertos cambios de estilo de vida.

El médico también puede recomendarte cremas hidratantes, limpiadoras suaves, protectores solares y otros productos para mejorar la salud de tu piel.

Es posible que necesites una combinación de medicamentos tópicos (loción, crema o gel) y orales (píldora, cápsula o comprimido) para el tratamiento de la rosácea.

Los medicamentos tópicos se pueden aplicar sobre la piel una o dos veces al día, éstos pueden ayudar a reducir la inflamación y el enrojecimiento. Los medicamentos tópicos más comunes incluyen antibióticos tópicos como el metronidazol (MetroCream, Metrogel), la tretinoína (Atralin, Renova), peróxido de benzoilo y ácido azelaico (Azelex, Finacea).

Los médicos pueden prescribir antibióticos por vía oral para el tratamiento de la rosácea, más por sus propiedades anti-inflamatorias que para matar las bacterias. Los antibióticos orales también se suelen prescribir con más frecuencia debido a que tienden a trabajar más rápido que los medicamentos tópicos. Los antibióticos orales más comúnmente recetados para el tratamiento de la rosácea son la tetraciclina, la minociclina y la eritromicina.

La isotretinoína (Accutane, Amnesteem) es un poderoso medicamento oral, a veces se utiliza para tratar casos severos de rosácea inflamatoria si otras opciones de tratamiento no mejoran los síntomas.

La duración del tratamiento depende del tipo y severidad de los síntomas, pero por lo general notarás una mejora en uno o dos meses. Debido a que los síntomas pueden reaparecer si dejas de tomar los medicamentos, el tratamiento a largo plazo a menudo es necesario.

Los vasos sanguíneos dilatados, rojeces y algunos cambios debido a la rinofima con frecuencia se convierten en permanentes. En estos casos, los métodos quirúrgicos, como la cirugía láser y la electrocirugía, pueden reducir la visibilidad de los vasos sanguíneos, eliminar la acumulación de tejido alrededor de la nariz y en general, mejorar la apariencia.

Rosácea ocular

Aproximadamente 1 de cada 2 personas con rosácea inflamatoria, también experimentan rosácea ocular. La rosácea ocular se caracteriza por una sensación de ardor y arenosa en los ojos. La rosácea puede causar que la piel interna de los párpados se inflamen o se escamen.

El objetivo del tratamiento para la rosácea ocular es controlar la condición. No existe una cura específica. Los médicos que se suelen prescribir son los antibióticos orales como la tetraciclina, la doxiciclina (Doryx, Oracea), eritromicina o minociclina (Dynacin, Minocin). En raras ocasiones, el médico también puede prescribir el uso temporal de corticosteroides para reducir la inflamación. Las lágrimas artificiales pueden ser útiles para combatir la sequedad, pero algunas preparaciones lagrimales diseñadas para aliviar el enrojecimiento pueden empeorar el enrojecimiento, especialmente cuando se dejan de administrar después de haberlas utilizado durante un largo periodo de tiempo.

Tratamiento de la rosácea con metronidazol

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que requiere tratamiento a largo plazo. Los antibióticos orales y tópicos de metronidazol tratan con éxito la rosácea. Debido a que es necesario el uso prolongado de estos antibióticos sistémicos, el tratamiento conlleva unos riesgos de complicaciones sistémicas y reacciones adversas, por lo que los tratamientos tópicos son los preferidos.

El tratamiento continuados con el gel tópico de metronidazol (Metrogel) solo mantiene la remisión de rosácea de moderada a grave. En cambio, el tratamiento con tetraciclina tópica y metronidazol oral es más efectivo.

Artículos relacionados con Tratamiento de la rosácea