Tratamiento de las fracturas

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre fracturas y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre fracturas y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces fracturas o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de las fracturas

Los huesos son el lugar del cuerpo dónde se almacena el calcio. El contenido de calcio que hay en los huesos varía y está regulado por varias hormonas.

Los huesos se rompen cuando no pueden soportar la fuerza ejercida sobre ellos o a causa de un trauma. A veces, los huesos están tan débiles que una pequeña fuerza aplicada sobre ellos puede romperlos.

Las fracturas pueden complicarse cuando causan daño a los vasos sanguíneos cercanos, a los nervios, a los músculos y a las articulaciones.

Para diagnosticar una fractura se hace una radiografía, una anamnesis y una exploración física. Las fracturas del cráneo, la columna vertebral y las costillas tienen su propio diagnóstico y tratamiento.

El tratamiento inicial de las fracturas de los brazos, las piernas, las manos y los pies se basa en la inmovilización de la extremidad en la posición en la que se encuentra, la elevación y el hielo. Para las lesiones del cuello y espalda, muchas veces, los primeros en responder o paramédicos pueden optar por colocar a la persona lesionada sobre una camilla y colocar en el cuello un collarín para proteger la médula espinal de potenciales lesiones.

Una vez que la fractura ha sido diagnosticado, el tratamiento inicial para la mayoría de las fracturas de las extremidades es una férula.

El tratamiento de una fractura puede incluir cirugía. Se determina si la factura es necesaria dependiendo del cuál sea el hueso roto, de por dónde se rompió y si el cirujano ortopédico cree que la rotura está en riesgo de desplazarse y una férula no será suficiente para que la fractura se cure correctamente. A veces los huesos que parecen estar alineados, se les coloca la férula y cuando la van a quitar, comprueban que se encuentran inestables y requieren cirugía.

Fracturas costales

Una fractura costal es una grieta o rotura en uno de los huesos que forman la caja torácica. Una rotura en el tejido grueso (cartílago) que conecta las costillas al esternón también puede llamarse fractura costal, incluso si el propio hueso no está roto.

La causa más común de una fractura de costilla es un golpe directo en el pecho por un accidente automovilístico o una caída. Es importante ver a un médico después de una lesión en las costillas. Un golpe lo suficientemente fuerte como para fracturar una costilla también puede lesionar los pulmones, el bazo, los vasos sanguíneos u otras partes del cuerpo.

Si el médico piensa que tienes lesiones internas, junto con una costilla fracturada, es posible que debas ser tratado o visto en el hospital. Allí recibirás fuertes medicamentos para controlar el dolor.

Sin embrago, generalmente las costillas fracturadas se pueden tratar en casa y se curan por sí solas con el tiempo. El tratamiento en casa, te ayudará a controlar el dolor mientras te recuperas. El alivio del dolor puede ayudarte a encontrarte mejor y a poder respirar profundamente.

Una costilla fracturada, normalmente tarda al menos 6 semanas en curarse. Para ayudar a controlar el dolor, mientras que la fractura sana, puedes:

  • Poner hielo en la zona lesionada.
  • Descansar.
  • Tomar analgésicos como la aspirina o el ibuprofeno.
  • Toser o respirar profundamente 1 vez cada hora para prevenir la neumonía o un colapso parcial del tejido pulmonar.

Fracturas de cadera

Una fractura de cadera es una lesión grave, sobretodo si eres una persona mayor, ya que las complicaciones pueden ser mortales. La mayoría de las fracturas de cadera se producen en personas mayores de 65 años.

Las fracturas de cadera casi siempre requieren intervención quirúrgica o una prótesis, además de varios meses de terapia física. El tratamiento para la fractura de cadera, a menudo, implica una combinación de cirugía, rehabilitación y medicación.

Fracturas de tobillo

Las lesiones de tobillo están entre las lesiones más comunes. Muchas veces, es difícil distinguir una fractura de tobillo de otras lesiones, por ese motivo, es importante hacer una radiografía.

La articulación del tobillo se compone de tres huesos que articulan juntos, la tibia, el peroné y el astrágalo. El tobillo también consta de una membrana fibrosa llamada cápsula articular y de ligamentos, que son fibras que sostienen los huesos en su lugar.

El tratamiento de una fractura de tobillo se puede impartir en casa. Para llevar a cabo el tratamiento, el paciente debe hacer reposo, tener el tobillo en alto, aplicarle compresas frías para disminuir la hinchazón y el dolor y tomar ibuprofeno, ya que actúa como un analgésico y tiene la capacidad de disminuir la inflamación.

Fracturas cerradas

Una fractura cerrada es un hueso roto que no penetra en la piel. Esta es una distinción importante porque cuando un hueso roto penetra en la piel es necesario realizar un tratamiento inmediato. El tratamiento para una fractura cerrada suele ser más sencillo.

Fracturas expuestas

Una fractura expuesta o abierta se produce cuando un hueso roto penetra a través de la piel. Esta es una distinción importante porque cuando un hueso roto perfora la piel, existe la necesidad de tratamiento inmediato y a menudo, es necesaria una operación para limpiar la zona de la fractura. Además, debido al riesgo de infección, aparecen con más frecuencia problemas asociados con la curación de la fractura.

Debido a la rotura de la piel, la suciedad y la infección pueden extenderse a través de la fractura e infectar el hueso. Cuando existe infección, puede ser un problema difícil de resolver. El tratamiento para las infecciones óseas establecidas, a menudo requiere múltiples cirugías, tratamiento antibiótico prolongado y tratamientos para los problemas a largo plazo. Por lo tanto, se deben focalizar todos los esfuerzos para evitar este problema potencial con un tratamiento precoz. A pesar de este tratamiento precoz, los pacientes con una fractura abierta siguen corriendo el riesgo de padecer infecciones de los huesos.

Tratamiento de fracturas de Hipócrates

Los escritos de Hipócrates exponían el tratamiento de las fracturas con cierto detalle, recomendando tablillas de madera para inmovilizar la zona fracturada, además de la realización de ciertos ejercicios para evitar la atrofia muscular durante la inmovilización.

El tratamiento hipocrático para las lesiones de la columna vertebral se basa en el sistema de bastidor y la técnica de utilizar la gravedad para enderezar la columna vertebral. El banco llamado Hipócrates o scamnum se convirtió en un dispositivo de curación.

Varios volúmenes en el Corpus Hipócrates hablaban de la ortopedia. En el volumen de las articulaciones se describe una luxación del hombro junto con los diferentes métodos utilizados para su curación.

Hipócrates tenía un profundo conocimiento de las fracturas. Sabía de los principios de la tracción y la contratracción. Desarrolló férulas especiales para las fracturas de la tibia, similares a la fijación externa. De todos los acontecimientos que Hipócrates nos ha dado, su cuidadosa observación clínica y su justificación del pensamiento son particularmente encomiables.

Artículos relacionados con Tratamiento de las fracturas