Tratamiento del esguince de tobillo

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre esguince de tobillo y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre esguince de tobillo y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces esguince de tobillo o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento del esguince de tobillo

Un esguince de tobillo es una lesión que se produce al estirar, torcer o girar el tobillo de una forma antinatural o brusca. Este movimiento puede estirar o rasgar los ligamentos que ayudan a mantener los huesos del tobillo juntos.

Los ligamentos ayudan a estabilizar las articulaciones y evitar el movimiento excesivo. Un esguince de tobillo se produce cuando los ligamentos se ven forzados más allá de su rango normal de movimiento. La mayoría de los tobillos torcidos implican lesiones en los ligamentos en la parte externa del tobillo.

El tratamiento de un esguince de tobillo depende de su gravedad. El médico debe explorar el tobillo para verificar que realmente se trata de un esguince. Para ello el médico deberá realizar unas radiografías para descartar que no está fracturado. El tratamiento de esguince de tobillo consta de medicamentos para calmar el dolor, en reposo, en algunos caso inmovilización y recuperación a manos de un fisioterapeuta.

Los medicamentos que puedes tomar para un esguince de tobillo son analgésicos. La aplicación de hielo sobre la zona también ayudará a rebajar la inflamación. Una vez la lesión se haya curado, el fisioterapeuta a través de una serie de ejercicios y estiramientos te ayudará a recuperar el movimiento, la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio de tu tobillo.

El proceso de curación puede durar de cuatro a seis semanas.

En los esguinces de tobillo no es habitual la cirugía, pero a veces, es necesaria. El tipo de cirugía apropiada para los esguinces de tobillo graves es la artroscopia y la reconstrucción.

Esguince de tobillo leve

El esguince leve o de grado 1 está causado por un estiramiento ligero y por un pequeño daño en las fibras del ligamento o fibrillas. En este tipo de esguince se produce una ligera inflamación en la zona. Normalmente, en estos casos no es necesaria la inmovilización. El tratamiento del esguince leve consiste en tomar analgésicos y realizar ejercicios isométricos. El nivel de estos ejercicios y estiramientos depende de cada paciente.

Esguince de tobillo de grado 2

Un esguince de grado 2 es una lesión moderada. En este tipo de esguince existe una rotura parcial del ligamento. Con un esguince de grado 2 aún tienes una cierta movilidad del tobillo.

En este tipo de esguince, el tobillo se presenta con una moderada sensibilidad e inflamación. Es posible que el paciente tenga una cierta inestabilidad para mantenerse de pie o al andar.

El tratamiento para el esguince de grado 2 se basa en la inmovilización del tobillo con una férula. El paciente puede tomarse antiinflamatorios para rebajar la inflamación y para calmar el dolor. Es muy probable que el paciente, una vez tenga el tobillo curado, necesite asistir a unas sesiones con el fisioterapeuta para recuperar la movilidad y la fuerza de su tobillo.

Esguince de tobillo de grado 3

El esguince de grado 3 se caracteriza por un desgarro completo del ligamento. Esto produce una inestabilidad permanente. En raros casos de esguince de grado 3 es necesaria la cirugía. El tratamiento consta en la inmovilización del tobillo gracias a un yeso o un aparato ortopédico durante unas dos o tres semanas.

Debido a la significativa inflamación y al dolor causado por el esguince, el lesionado deberá tomar analgésicos. Una vez que el tobillo se haya curado, el paciente deberá asistir a una serie de sesiones con un fisioterapeuta. Los ejercicios que se realizarán en ellas, serán similares a los realizados con un esguince de grado 2. La diferencia será el tiempo de recuperación, que por supuesto, será más largo.

Esguince de tobillo crónico

Normalmente el esguince crónico aparece como consecuencia de un esguince mal curado. Es decir, que el tratamiento en el momento que el paciente se hizo el esguince quedó inacabado o simplemente, no se llegó ni a comenzar dicho tratamiento.

Un esguince crónico puede provocar dolor e inestabilidad permanentes. Para evitar que se produzca una rigidez extrema en el tobillo, el paciente deberá realizar ciertos ejercicios y estiramientos. Esta terapia puede ser altamente funcional, ya que los tendones suprayacentes pueden ayudar con la estabilidad y el movimiento.

Esguince de tobillo en niños

Los esguinces de tobillo son una de las lesiones más comunes en los niños.

El tratamiento de un esguince de tobillo en un niño se basa en el reposo, en bajar la inflamación con hielo, en poner una venda de compresión o férula para reducir el movimiento del mismo y en una serie de ejercicios que ayudarán al niño a fortalecer y a recuperar la elasticidad y movilidad del tobillo.

El niño debe evitar las actividades que le causan mucho dolor. Si está teniendo dificultad para caminar, deberá utilizar muletas para hacerlo.

Mientras el niño esté haciendo reposo, es importante elevar el tobillo siempre que sea posible para ayudar a reducir la hinchazón. Para que el niño permanezca quieto es vital buscarle actividades atractivas que pueda realizar sentado, como por ejemplo, leer cuentos, ver películas o la televisión, jugar a algún juego de mesa, etc.

Si el niño necesita medicamentos para reducir el dolor el paracetamol es el más indicado. Si el niño necesita medicación más fuerte, debes consultarlo con el médico, ya que no todos los medicamentos antiimflamatorios están indicados para los niños.

Artículos relacionados con Tratamiento del esguince de tobillo