Tratamiento de la otitis

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre otitis y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre otitis y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces otitis o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de la otitis

La otitis es una infección que puede afectar a varias partes del oído. Debido a que las otitis a menudo desaparecen por sí solas, su tratamiento suele comenzar con el tratamiento del dolor y el seguimiento del problema. La infección del oído en los bebés y los casos graves, en general, requieren antibióticos.

Los síntomas de la otitis generalmente aparecen rápido. Se recomienda llamar al médico si:

  • Los síntomas duran más de un día.
  • El dolor del oído es severo.
  • Hay secreción de líquido, pus o de sangre por el oído.

La mayoría de las otitis no requieren tratamiento con antibióticos. Los síntomas de las infecciones de oído suelen mejorar en un par de días y la mayoría de las infecciones desaparecen por sí solas en una o dos semanas sin necesidad de tratamiento.

El tratamiento de la otitis en una primera instancia va dirigido a aliviar el dolor. Las recomendaciones son las siguientes:

  • Colocar una compresa tibia sobre el oído.
  • Administrar medicamentos para el dolor, como por ejemplo: Acetaminofeno (Tylenol) o ibuprofeno (Motrin y Advil).
  • Gotas para los oídos como: La antipirina, benzocaína (Aurodex).

Si pasados unos días, no encuentras mejoría en tus síntomas, seguramente el médico quiera iniciar el tratamiento con antibióticos.

Otitis en niños

Los niños son más propensos que los adultos a contraer otitis. Los síntomas de los niños con otitis pueden ser:

  • Dolor de oído, especialmente cuando se acuestan.
  • Tocarse mucho la oreja.
  • Dificultad para dormir.
  • Llora más de lo usual.
  • Está más irritable que de costumbre.
  • Dificultad para oír o responder a los sonidos.
  • La pérdida de equilibrio.
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre de 38º C o más.
  • Supuración del oído.
  • Pérdida de apetito.
  • Vómitos.
  • Diarrea.

Como ya hemos dicho anteriormente, la otitis tiende a desaparecer en un par de días. Normalmente, se pueden administrar medicamentos para aliviar el dolor. Al niño se le deberán administrar antibióticos si:

  • Es menor de 6 meses con un diagnóstico probable de otitis.
  • Niños de 6 meses a 2 años con un diagnóstico de certeza de otitis.

Los niños con infecciones frecuentes o persistentes o con supuración persistente en el oído medio tendrán que permanecer estrechamente controlados para determinar si necesitan someterse a algún tratamiento. El pediatra de tu hijo puede recomendar pruebas de audición y del lenguaje.

Otitis media

La otitis media aguda es una infección bacteriana o viral que afecta al oído medio, el espacio lleno de aire detrás del tímpano que contiene los huesos pequeños de vibración de la oreja.

Las infecciones del oído son a menudo dolorosas debido a la inflamación y la acumulación de fluidos en el oído medio.

Otitis media crónica

Los problemas a largo plazo relacionados con las otitis persistentes o con supuración del oído medio, pueden causar problemas de audición y otras complicaciones graves.

Estas otitis deben ser controladas de cerca, ya que, sin el tratamiento adecuado, pueden representar un grave problema de salud.

Otitis media supurativa

Si padeces una otitis media supurativa, es decir, que existe una acumulación de líquido en el oído después de que la infección haya desaparecido o en ausencia de cualquier infección, el médico puede recomendar un procedimiento para drenar el líquido del oído medio.

Durante un procedimiento quirúrgico ambulatorio llamado miringotomía, un cirujano hace una pequeña incisión en el tímpano, permitiendo la salida de los fluidos a través de la aspiración. Se coloca un pequeño tubo en la abertura para ayudar a ventilar el oído medio y evitar la acumulación de más líquidos. En algunas ocasiones, el médico deja los tubos en el oído de seis meses a un año y luego se caen por sí solos. Otros tubos están diseñados para permanecer por más tiempo y puede ser necesario tener que extirparlos quirúrgicamente.

La infección crónica que da como resultado la perforación del tímpano, recibe el nombre de otitis media supurativa crónica. Ésta es una afección difícil de tratar. A menudo el tratamiento consiste en antibióticos administrados en forma de gotas. Antes de administrarte las gotas, deberás succionar el canal auditivo.

Otitis media aguda en adultos

Los signos y síntomas de la otitis media aguda en los adultos son:

  • Dolor de oído.
  • Supuración del oído.
  • Disminución de la audición.
  • Dolor de garganta.

El tratamiento se deberá iniciar con medicamentos para el dolor y en el caso que no sean suficiente, el paciente deberá tomar antibióticos.

Otitis externa

La otitis externa, también conocida como otitis del nadador, es la inflamación del conducto auditivo externo o pabellón auricular.

El tratamiento de la otitis externa es el siguiente:

  • Limpiar completamente el canal auditivo.
  • Tratar la inflamación y la infección.
  • Controlar el dolor.

El tratamiento de la otitis externa generalmente incluye medicamentos tópicos en lugar de antibióticos orales o cirugía.

Otitis externa aguda

La otitis externa aguda generalmente se trata con antibióticos ototóxicos como los aminoglucósidos, que no se deben aplicar en pacientes con una membrana timpánica perforada.

Los glucoesteroides tienen unos efectos antibacterianos y antifúngicos que son beneficiosos para la curación de la otitis externa aguda.

En el caso de este tipo de otitis, se puede tratar a base de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para calmar el dolor.

El ciprofloxacino es un antibiótico sintético con un amplio espectro de actividad que pertenece al grupo de las fluoroquinolonas (inhibidores de la girasa), actuando como un bactericida, dando buenos resultados en el tratamiento de la otitis externa aguda.

Artículos relacionados con Tratamiento de la otitis