Tratamiento de la gardnerella

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre gardnerella y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre gardnerella y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces gardnerella o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de la gardnerella

La gardnerella, abreviatura de Gardnerella vaginalis y también conocida como vaginosis bacteriana, es una condición que provoca una secreción grisácea o amarillenta de la vagina que tiene un olor característico parecido al pescado. La condición es causada por una infección bacteriana del tracto genital. La gardnerella también causa picor en la vagina y ardor al orinar.

Para comprobar que realmente tienes gardnerella, el médico debe tomarte una muestra de la secreción vaginal. Cuando se observa bajo un microscopio con una solución salina, las células epiteliales se muestran con un efecto granulado.

Afortunadamente la gardnerella es fácil de tratar. Aquí vamos a ver algunos de los tratamientos más comunes utilizados:

  • Metronidazol: El consumo oral de metronidazol (Flagyl) necesita 7 días para curar el problema. Se recomienda que cualquier pareja con la que se haya mantenido relaciones, siga el mismo curso de tratamiento.
  • Cephadrine: Este medicamento también se toma por vía oral durante 6 días. Sin embargo, no funciona para curar la variedad anaerobia de la gardnerella.
  • Crema vaginal de clindamicina o gel vaginal de metronidazol.

Se recomienda cesar la actividad sexual hasta que la enfermedad no se haya curado completamente. También es recomendable el uso de anticonceptivos para evitar la infección de gardnerella al igual que otras enfermedades de transmisión sexual.

La actividad sexual no es el único motivo de contraer gardnerella, ya que ésta es causada por la destrucción de bacterias saludables y esto puede tener muchos factores causales. Por ejemplo, puede ser causada por algunos antibióticos de amplio espectro, tampones de algodón y materiales absorbentes pueden causar irritación, ya que pueden absorber la humedad natural de la vagina haciendo que se vuelva seca. Los anticonceptivos, como por ejemplo, diafragmas o dispositivos intrauterinos, también pueden ser un factor. Las duchas vaginales también pueden alterar el equilibrio normal de las bacterias.

Gardnerella en hombres

La infección por gardnerella en los hombres generalmente es transmitida por sus parejas. Los hombres infectados por Gardnerella por lo general no presentan síntomas y probablemente no sean conscientes de ello.

Aunque el hombre no tenga síntomas, si padece gardnerella debe ser tratado contra la infección.

El hombre infectado debe ser tratado con 500 mg de metronidazol por vía oral dos veces al día durante seis días. El área genital también puede ser tratada con la crema de metronidazol. También pueden utilizarse otros tratamientos como la clindamicina y el tinadazole. Todos estos medicamentos pueden tener efectos secundarios negativos por lo que deben ser recetados por un médico cualificado.

Gardnerella en el embarazo

El embarazo parece exacerbar el problema de la gardnerella. Si estás embarazada y tienes gardnerella, debes buscar un tratamiento de inmediato, ya que te puede causar muchas complicaciones en tu embarazo, como por ejemplo, un parto prematuro, un embarazo ectópico o que el bebé nazca con bajo peso.

Las embarazadas pueden tomar cefradina, 500 mg por vía oral 4 veces al día durante 6 días para eliminar la gardnerella. Las duchas vaginales eliminan las secreciones malolientes temporalmente, pero no curan la infección.

Gardnerella para la pareja

Cuando a uno de los dos miembros de la pareja se le detecta gardnerella, los dos deben ser tratados para la enfermedad con la finalidad de que no se reinfecten.

La realización del tratamiento de la gardnerella por ambos miembros de la pareja, no quiere decir que esta no se vuelva a reproducir.

Para erradicar más posibles brotes de gardnerella es vital que la pareja se mantenga sexualmente inactiva hasta que ambos miembros no hayan finalizado el tratamiento y estén completamente curados.

Gardnerella con metronidazol

El metronidazol oral se debe tomar en dosis de 500 mg dos veces al día durante 6 días. Se ha demostrado que una única dosis de 2 g puede ser eficaz en el tratamiento de pacientes adolescentes, pero, en general, el tratamiento con metronidazol de 5 a 7 días, suele ser más eficaz.

Las contraindicaciones para el metronidazol incluyen discrasias sanguíneas y ciertas enfermedades del sistema nervioso. Un importante efecto secundario es la intolerancia al alcohol. El fármaco está contraindicado durante el embarazo y la lactancia.

Gardnerella con tinidazol

El tinidazol oral lleva 25 años en el mercado. El tratamiento con tinidazol se debe administrar en dosis de 1 g al día durante 5 días. Este tratamiento parece ser más eficaz que una única dosis oral de 2 g. Estudios comparativos indican que la administración oral tinidazol es equivalente a metronidazol oral. Sin embargo, el tinidazol tiene un perfil de efectos secundarios más favorable que el metronidazol oral, en particular con una mejor tolerabilidad gastrointestinal y un sabor menos metálico.

Gardnerella con clindamicina

La clindamicina es un medicamento para tratar la gardnerella que podemos encontrar en el mercado en dos formatos, oral y en crema o gel.

Se ha demostrado que el tratamiento con clindamicina tiene una mejor eficacia clínica que el metronidazol en casos de gardnerella recurrente.

Los regímenes de tratamiento de la clindamicina, ya sea por vía oral o en forma de cremas vaginales debe durar unos siete días. Los geles vaginales de clindamicina tienen un alto porcentaje de éxito en esta infección bacteriana.

Artículos relacionados con Tratamiento de la gardnerella