Tratamiento de la faringitis

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre faringitis y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre faringitis y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces faringitis o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

Imágen de tratamiento de la faringitis

La faringitis es una molestia, dolor o picazón en la garganta. Habitualmente, la persona que tiene faringitis nota dolor al tragar.

El tratamiento para la faringitis depende de la causa de la misma y normalmente se centra en calmar el dolor de garganta. Algunos de los tratamientos habituales para calmar el dolor que provoca la faringitis son:

  • Beber líquidos calientes.
  • Hacer gárgaras varias veces al día con agua tibia con sal.
  • Beber líquidos fríos o chupar helados.
  • Chupar caramelos.
  • Poner un vaporizador de vapor frío o un humidificador en la habitación.
  • Tomar paracetamol.

Faringitis aguda

El tratamiento para una faringitis aguda consiste en:

  • Tomar penicilina.
  • La eritromicina se recomienda para los pacientes alérgicos a la penicilina.
  • Tomar macrólidos y fluoroquinolonas.

Las estrategias de los tratamiento para pacientes con faringitis aguda se basan en factores epidemiológicos, los signos y síntomas que presentan y los resultados de las pruebas de laboratorio.

Además de la medicación extra, el paciente debe realizar los mismos pasos que los paciente con faringitis leve.

Los analgésicos y los antipiréticos pueden utilizarse para aliviar el dolor o la pirexia. Cuando la odinofagia es intensa, puede ser necesaria la hospitalización para realizar un procedimiento de hidratación intravenosa.

Faringitis bacteriana

Los dolores de garganta sólo deben ser tratados con antibióticos si el examen de estreptococos es positivo. Los estreptococos no se pueden diagnosticar por los síntomas o por un examen físico.

La causa bacteriana más común e importante de faringitis es el Streptococcus pyogenes. Cuando se confirma que se trata de un faringitis bacteriana puede ser tratada diversos antibióticos. Si no se trata, esta bacteria puede dar lugar a complicaciones locales. En menor medida, también hay otras bacterias, como la S. pyogenes, que pueden causar faringitis.

A pesar de que la mayoría de los casos de faringitis se curan pasados 3 o 4 días sin tratamiento, los antibióticos disminuyen la probabilidad de complicaciones supurativas locales y de fiebre reumática aguda. Los antibióticos orales se deben administrar durante 10 días.

El medicamento por excelencia para tratar la faringitis bacteriana es la penicilina.

Faringitis viral

En muchos casos, las faringitis son causadas por virus. Por lo que los antibióticos no ayudan en su tratamiento.

El tratamiento para la faringitis viral consiste en reposo, beber muchos líquidos y tomar medicamentos para el dolor y la fiebre. La mayoría de los casos de faringitis viral se resuelven en 10 días.

El algunos casos se puede administrar una inyección intramuscular de dexametasona para aliviar los síntomas.

Los medicamentos más habituales son:

  • Acetaminofén para el dolor.
  • Medicamentos anti-inflamatorios para el dolor, como el ibuprofeno, naproxeno y ketoprofeno.
  • Medicamentos antivirales.
  • Corticosteroides.

Faringitis crónica

La faringitis crónica puede causar un problema significativo en la vida cotidiana, puede ir desde una molestia en la garganta a primera hora de la mañana, hasta una alteración en la voz. La condición inflamatoria crónica de la faringe se caracteriza por hipertrofia de la mucosa, de las glándulas seromucosas, de los folículos linfoides subepiteliales e incluso de la capa muscular de la faringe.

Hay dos tipos de faringitis crónica:

  • Faringitis catarral crónica.
  • Faringitis crónica Granular (hipertrófica).

El tratamiento de la faringitis crónica debe comenzar con la decisión del paciente de dejar el tabaco, las bebidas alcohólicas y los alimentos fríos.

El paciente debe iniciar una terapia del habla, debe hacer gárgaras con soluciones salinas que pueden ser calmantes e incluso pueden aliviar el dolor y la irritación.

Para cauterizar los gránulos linfoides se debe realizar un procedimiento quirúrgico de electrocauterización o diatermia.

Faringitis micótica

La Cándida albicans, normalmente están presentes en la cavidad oral en pequeñas cantidades. Sin embargo, la población de cándida puede aumentar rápidamente y conducir a una faringitis o a una infección de garganta en pacientes con un sistema autoinmune debilitado, como por ejemplo, aquellos con VIH, cáncer, que están realizando un tratamiento antibiótico o son diabéticos. Los síntomas comunes son placas blancas de pus en la garganta, junto con lesiones en la lengua, el paladar y la garganta. Las lesiones son generalmente sin dolor, a menos que la placa se rompa y la superficie quede expuesta en carne viva.

El tratamiento que se debe realizar es básicamente el mismo que el de una faringitis normal, añadiendo suplementos nutricionales como los probióticos, vitamina C y zinc, ya que pueden mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico, lo que ayuda a nuestro cuerpo a combatir la infección.

La nistatina es el fármaco más utilizado para el tratamiento de la faringitis micótica. Para los pacientes con infecciones más graves que afectan especialmente a la laringe y el esófago, el fluconazol es el fármaco elegido. La anfotericina B es otro medicamento anti-fúngico que se utiliza principalmente para el tratamiento de la faringitis por cándida que se extiende más allá de la garganta a otros órganos. La anfotericina B puede administrarse por vía oral o intravenosa, dependiendo de la severidad de la condición.

Faringitis en niños

El tratamiento de la faringitis en niños es básicamente el mismo que el tratamiento para adultos. Salvo que a los niños, no se les debe administrar aspirinas debido a su asociación con el síndrome de Reye. Para los niños entre 6 y 12 años se recomienda la administración de ibuprofeno antes que de paracetamol, ya que les produce un alivio sintomático superior.

Es importante que el niño beba mucha agua aunque le duela la garganta, ya que si presenta signos de deshidratación, debería ser ingresado en el hospital para que le puedan administrar líquidos intravenosos.

Artículos relacionados con Tratamiento de la faringitis