Tratamiento de la diarrea

Tratamiento

Información sobre el tratamiento de enfermedades y estados de salud

Esta página intenta proporcionar información sobre diarrea y lista algunos de sus posibles tratamientos.

La información disponible en esta página sobre diarrea y su tratamiento ha sido obtenida de múltiples fuentes y puede no ser totalmente precisa.

Si crees que padeces diarrea o algunos de sus síntomas, te recomendamos que visites a tu médico antes de comenzar ningún tratamiento por tu cuenta.

En el siguiente enlace puedes ver más información sobre los síntomas de la diarrea.

Imágen de tratamiento de la diarrea

La diarrea es un síntoma, no una enfermedad. Se define como frecuentes deposiciones sueltas. Afecta a personas de todas las edades y algunos tipos de diarrea son infecciosos.

Las personas contraen diarrea cuando sus heces se mueven demasiado rápido a través de los intestinos, por lo que no tienen tiempo suficiente para sacar el agua de los residuos.

Las personas contraen la diarrea por muchas razones, entre ellas:

  • Digestión incompleta de los alimentos.
  • Ciertas enfermedades intestinales tales como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn.
  • Infecciones bacterianas y virales, como la salmonela o el rotavirus, la causa más común de diarrea transitoria en niños.
  • Parásitos intestinales, especialmente cuando se viaja.
  • Ciertos medicamentos, como los medicamentos para la presión arterial y los que contienen magnesio.
  • La radiación o quimioterapia.

En los trastornos funcionales del intestino, como el síndrome del intestino irritable, los músculos que normalmente mueven los desechos a lo largo del intestino pueden tener espasmos, causando la diarrea.

La diarrea no siempre es debida a los alimentos o medicamentos que se comen o se ingieren. El estrés emocional o la confusión también pueden provocar diarrea.

Los síntomas y las complicaciones de la diarrea pueden ser:

  • Las heces sueltas y acuosas.
  • Menos micción.
  • Fiebre de 38,5 º C o superior.
  • Dolor abdominal intenso o vómitos.

El objetivo del tratamiento para la diarrea es aliviar los síntomas y conseguir que los movimientos del intestino vuelvan a la normalidad. Prevenir la deshidratación, que puede ocurrir debido a la pérdida adicional de agua durante los episodios de diarrea, también es importante, sobretodo en los niños y ancianos.

No siempre es necesario tomar medicamentos para tratar la diarrea. Para los adultos, es una buena idea esperar entre 48 y 72 horas si es posible, para ver si se detiene por sí sola. De esta forma, permitimos a nuestro cuerpo deshacernos de forma natural de la diarrea y de lo que la provocó. Si la diarrea continúa, debes hablar con el médico para que te prescriba un tratamiento.

El médico o farmacéutico te pueden recomendar medicamentos como la atapulgita, el subsalicilato de bismuto o la loperamida para aliviar la diarrea. Si los síntomas persisten más de 48 horas desde la aparición de la diarrea, debes consultarlo con un médico.

La deshidratación causada por la pérdida de agua a través de los frecuentes movimientos intestinales pueden causar complicaciones graves. En particular, puede hacer que los medicamentos que tomas pasen mucho más rápido de lo que deberían a través de tu cuerpo, por lo que pueden no funcionar correctamente. La deshidratación también puede causarte daño en los riñones y desequilibrios de electrolitos.

En el primer momento que notas alguna señal de diarrea, debes beber muchos líquidos "claros", como por ejemplo, agua, con una frecuencia de, por lo menos, dos vasos por hora. Intenta no realizar esfuerzos físicos hasta que la diarrea haya desaparecido, ya que necesitas fuerza para recuperarte más rápidamente.

Diarrea en niños

Los niños menores de 5 años pueden sufrir de 1 a 3 episodios de diarrea cada año. Los niños y los bebés con diarrea deben ser tratados por un médico. Si el niño con diarrea no ha orinado durante 6 horas, podría encontrarse peligrosamente deshidratado. Si esto sucediera, debes llamar al médico con urgencia.

Las soluciones orales de rehidratación están diseñadas para un mejor ajuste a los fluido intestinales del cuerpo en los tratamientos de la diarrea, especialmente para los niños. Asegúrate de consultar a un profesional de la salud antes de tratar a los niños contra la diarrea o si ésta viene acompañada de vómitos. Una vez que la rehidratación ha tenido éxito, se deben ir reintroduciendo los alimentos apropiados para la edad del niño.

Diarrea en bebés

Las heces de un bebé normalmente pueden ser de diferentes texturas, colores y olores, ya que se basan en lo que el bebé está comiendo (leche materna, fórmula o alimentos sólidos). Las heces de un bebé normalmente son más blandas que las de un adulto, por lo que un bebé vaya suelto de vez en cuando no es infrecuente. Sin embargo, si las deposiciones de repente se vuelven mucho más sueltas o acuosas, frecuentes y abundantes, puede ser diarrea.

La diarrea en un bebé puede ser causada por una serie de cosas, que van desde un cambio en la dieta a una infección intestinal. La diarrea puede alterar el equilibrio normal de agua y sales (electrolitos) en el bebé. Cuando se pierde en exceso agua y electrolitos a causa de la diarrea, los bebés pueden deshidratarse. La deshidratación puede ocurrir muy rápidamente en los bebés, uno o dos días después del inicio de la diarrea. Esto puede ser muy peligroso, especialmente en los recién nacidos.

Debes avisar al pediatra si tu bebé presenta signos de deshidratación. Si el bebé con diarrea tiene menos de 6 meses y tiene fiebre, dolor abdominal, sangre o pus en las heces o heces de color negro, blanco o rojo, presenta letargo y vómitos, deberías llevarlo a urgencias.

Los médicos no suelen recomendar medicamentos antidiarreicos sin receta como tratamiento para los bebés que sufran diarrea. Sin embargo, el médico puede prescribir un antibiótico para una infección bacteriana o un medicamento antiparasitario para una infección parasitaria. Los bebés con diarrea grave que se deshidratan tendrán que recibir líquidos por vía intravenosa en el hospital.

Diarrea crónica

La diarrea crónica dura más de 2 semanas o se presenta como episodios repetidos de diarrea que duran menos de 2 semanas cada uno. El culpable para este tipo de diarrea suele ser una condición inflamatoria del intestino, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. Para tratar la diarrea crónica, se debe tratar previamente la causa.

Diarrea infecciosa

Si el médico sospecha que la causa de tu diarrea es un parásito o una bacteria, puede prescribirte un antibiótico para tratarla. La diarrea infecciosa se puede propagar tan rápidamente como la gripe.

Artículos relacionados con Tratamiento de la diarrea